Inicio > Prensa > Al día > Discurso por conmemoración del Día Internacional de la Mujer

Discurso por conmemoración del Día Internacional de la Mujer

Jueves 10 de marzo de 2011

A las mujeres bravas, a las mujeres choras, en definitiva a todas las mujeres, va nuestro saludo este 8 de marzo.

El contexto de la celebración que hoy día nos convoca, está relacionado directamente con la lucha de las mujeres en el mundo, para contar con los mismos derechos con los que cuentan los hombres.

¡La mitad de la humanidad, nosotras! Aún no estamos en igualdad de condiciones:

¡No decidimos libremente sobre los derechos sexuales y reproductivos!

¡No hemos parado la violencia contra las mujeres!

¡No ganamos los mismos sueldos en muchos espacios productivos!

¡No hemos logrado incorporar a los hombres en las labores familiares de igual forma que nosotras!

Nos faltan nudos que desatar ¡Pero siempre listas! Continuaremos la tarea que nos dejaron nuestras antecesoras.

¿Saben qué me pasa cuando me conecto con mi lado femenino? La cooperación brota naturalmente, la preocupación por el más débil se hace presente, la agilidad y eficacia para resolver conflictos aparece en el momento justo. La sensibilidad y alegría me entregan la creatividad necesaria para construir familia y sociedad.

Historia.-

Por eso, me emociona compartir la historia de un día como hoy, pero de 1911, cuando en varios países europeos, más de 1.000.000 de mujeres se reunieron para que el mundo conociera de sus reivindicaciones:
- El derecho a voto
- El derecho a ocupar cargos públicos
- El derecho a la formación profesional
- El derecho al trabajo y a la no discriminación por ser mujer

Hoy como ayer, seguimos convocando a las mujeres a sumarse a los espacios que nos permitan encontrarnos con más igualdad de oportunidades y mejores tratos. El incendio de la fábrica de Nueva York, en el que murieron 129 trabajadoras, es un hecho que enmarca también los inicios de la celebración mundial de este día 8 de marzo como el Día de la Mujer.

En la historia de nuestro país, algunas mujeres lograron traspasar la barrera del olvido o la del desconocimiento y sobre todo, la culpable forma social de silenciar la lucha por los derechos a principios del siglo XX. Gabriela Mistral, Elena Caffarena, Amanda Labarca, entre otras, que han sido inspiración para miles de nosotras que hemos querido participar construyendo familia y sociedad.

Otras que han sido estudiadas por organizaciones de mujeres que realizan la tarea de resguardar la memoria femenina de Chile, como la corporación humanas, que editó el libro “Algunas, otras” para el Bicentenario. En este acto las nombramos, las recordamos y reconocemos: Herminia Aburto Colihueque, Mercedes Valdivieso, Abdolomira Urrutia, Elvira Santa Cruz Ossa, Marta Vergara, Delia Matte Pérez, Juana Roldán, Matilde Throup, Sara Guerin, desde sus diversos espacios dieron batallas impensadas a finales del siglo XIX y mediados del siglo XX. Graciela Mandujano, fundó el Partido Cívico Femenino en 1922, junto a Esther de la Rivera. En 1925, para la nueva constitución que reemplazaría a la de 1833, se consideró sólo la separación de la iglesia del Estado, desestimando las múltiples propuestas ciudadanas, que se manifestaron en la asamblea popular de aquéllos tiempos, con mujeres que levantaron sus voces y dijeron:

“Igualdad civil y política de ambos sexos y es deber del Estado asegurar la capacitación económica y cultural de todos los chilenos”…Estos planteamientos debieron esperar la luz del año 49, cuándo se logró el voto para las mujeres y la declaración de los derechos humanos en 1948, para que el Estado de Chile, al menos, se preocupara por los derechos económicos sociales y culturales

La historia se escribe entre todos y ha sido muy costoso para la humanidad no haber contado con las mujeres en todos los ámbitos del desarrollo.

Charles Malik, ex secretario general de las Naciones Unidas, dijo “El camino más rápido para cambiar la sociedad es movilizando a las mujeres del mundo”, estoy segura que estamos de acuerdo con el Señor Malik.

Presente y Futuro.-

Entonces, la invitación es a participar a los hombres feministas junto a nosotras, sin repetir estereotipos que nos hacen daño y no nos permiten avanzar en políticas públicas que reconozcan explícitamente la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Si queremos que las mujeres seamos líderes, participando en todos los espacios y de verdad hagamos el cambio cultural que necesitamos, es hora de actualizar el discurso y las acciones políticas, sociales y culturales que vayan en esa dirección.

Diremos que no a los estereotipos que por aprendidos no le damos la importancia para desarticularlos y desenmascararlos. Algunos ejemplos, que las mujeres son mejores para el lenguaje que para las matemáticas, entre otros muchos…que no permiten hacer efectiva en la realidad, la igualdad de oportunidades.

Chile, con nuestra primera presidenta mujer, Michelle Bachelet, tiene la responsabilidad de seguir implementando y hacerse cargo como país de asegurar la participación de las mujeres.

Finalmente, un saludo a la Presidenta de la Cámara, Alejandra Sepúlveda, que ha sabido sortear un año de cambios políticos que nos han afectado hasta lo más profundo de nosotros mismos. A las presidentas del parlamento que la precedieron, Adriana Muñoz e Isabel Allende, y a las senadoras y parlamentarias que representan a una gran cantidad de mujeres con las cuáles enfrentaremos los desafíos pendientes.

¡Feliz Día a todas!

Diputada Ximena Vidal

SPIP | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0